Campamento Maqui Escuela del Rodeno

Campamento Maqui Escuela del Rodeno

Cuando finalizó la guerra civil muchos de los que de los que la perdieron se echaron al monte para sobrevivir y seguir combatiendo el franquismo. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1945, el Partido Comunista español organizó desde Francia grupos de guerrilleros, que se introdujeron en España para contactar con los núcleos que ya existían y crear nuevas agrupaciones cuyo objetivo fundamental era hostigar las estructuras del régimen y fomentar un levantamiento general.

Los grupos que actuaron en esta zona formaban parte de la AGLA (Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón) que se organizó en 1945 tras el fracaso de la invasión del Valle de Aran en octubre de 1944. Los guerrilleros, conocidos también con el termo francés de Maquis, crearon diversos campamentos, algunos de paso, otros de emergencia y algunos estables.


Ruta GR 10.1

El campamento escuela del Rodeno fue el lugar elegido por la AGLA para establecer un campamento escuela estable, tras haber sido asaltado por la guardia civil en marzo de 1947 el que tenían establecido en Aguaviva. Se trata de una zona escondida protegida por unas impresionantes formaciones de rocas, que crean una multitud de pasillos y pasadizos, que facilitaban el escape en caso de asalto, lo que ocurrió en diciembre de 1947.



COMO LLEGAR: Desde autovía A-23, tomar la Salida 117, dirección Teruel Norte.

Seguir por la N-420 e incorporarse en la rotonda a la A-1513, dirección San Blas.

Tras atravesar El Campillo, girar a la izquierda por la VF-TE-13 y seguir esta carretera durante 10 km. Tomar una pista de tierra (TE-67) que sale hacia la derecha, con indicaciones hacia la Masía de Ligros. Poco más adelante, hay un cruce de 4 caminos, donde se puede aparcar.




     RECORRIDO: Circular

     DURACIÓN:  3 horas

     DISTANCIA: 9,3 km

     DESNIVEL: 220 m

     SENDEROS: GR 10.1 y SL-TE 23

    CARTOGRAFÍA: IGN 589 Terriente

     COMARCA: Sierra de Albarracín

     PROVINCIA: Teruel


Intersección pista tierra, aparcamiento



RUTA: Desde la zona de aparcamiento, señalizada como punto de encuentro, hay que continuar por la pista señalizada en dirección a la Casa forestal Masía de Ligros.


Pista hacia la Masía de Ligros



Se puede continuar con el coche hasta la zona habilitada como parking en la masía, o bien comenzar desde este punto la ruta a pie, y continuar con la ruta circular que regresa por la pista de tierra que queda a mano izquierda. Esta primera parte del recorrido coincide con el GR 10.1.



GR 10.1



Al llegar a la Casa forestal, se abandona la pista forestal, y se continua por el sendero SL TE-23, que parte justo por detrás de la casa por el barranco. Durante el trayecto se observan ejemplares de hiedra acebo y pino negral.


Casa forestal

Abandonamos el barranco y comenzamos a ascender a través del monte hasta llegar una bifurcación, donde tomamos el camino de la derecha siguiendo las indicaciones hacia el campamento de los maquis.


Bifurcación


Lo primero que encontramos es la entrada al campamento, dos enormes bloques de piedra enfrentados que solo permiten el paso de una persona a la vez, que facilitaban la seguridad del emplazamiento al resultar mas fácil de defender. Además, los numerosos pasillos formados por la roca hacían posible la huida en el caso de que hubiera un ataque.

Entrada al campamento


En la madrugada del 20 de diciembre de 1947, el campamento fue asaltado por fuerzas de la benemérita de los batallones del ejército destacados en Albarracín, en Teruel y por un grupo de miembros de la guardia de Franco.


Entrada del campamento, vista desde dentro



Según los informes de la guardia civil, en el campamento se encontraron pizarras para dar clases, dos mosquetones Mauser, 3 máquinas de escribir, 50 metros de mecha, un saco de azufre, un frasco de ácido sulfúrico, sellos y efectos robados del ayuntamiento de Calomarde, 40 cabezas de ganado en canal y curadas por el frío, 2 multicopistas, papel y tinta, 10 kilos de dinamita, 3 cajas de fulminantes 50 pieles de lanar, 4 mantas, útiles de cocina, un tronzador, hachas, 8 botellas de coñac, petardos y bombas de mano, un frasco de glicerina y abundante documentación.


Ruta hacia el campamento de los Maquis


La descripción detallada de la vida en el campamento, se conoce gracias a las memorias de José Manuel Montorio, un antiguo guerrillero conocido como el chaval, y que tituló Cordillera ibérica: Recuerdos y olvidos de un guerrillero. Las actividades de la AGLA comenzaron a decaer a partir de 1948, retirándose todos los miembros de la ubicación a Francia en 1952.

Señales de pinturas rupestres durante el camino

Tras la entrada, encontramos a la izquierda la escuela. En esta parte del campamento, se levantó una pared de roca con la ayuda de ramaje de pinos para delimitar un espacio dedicado a la formación de guerrilleros. José Manuel Montorio describe los cursillos que se impartían para el estudio del Maxismo, Estalinismo, Leninismo, tácticos y culturales. Además de las clases de formación política y táctica guerrillera, se impartía sanidad, topografía o cultura general, además el es instruir a la fabricación de explosivos y la práctica de tiro. Fue en este campamento escuela  donde se editó uno de los números del boletín El Guerrillero, a través del cual se realizaba un estrategia de propaganda de su lucha armada contra el franquismo.


Campamento de los Maquis


La zona donde se cocinaba se encuentra en otra de las zonas mas bonitas del campamento, bajo enormes rocas que ocultan una escalera y más pasadizos. El fuego se hacía bajo la rocas, con leña muy seca, para disipar el humo y evitar la localización del campamento.

La guerrilla contaba con pocos medios y ordenaba por medio de la artículo 30 de sus estatutos, el asalto a los abastecimientos del Estado, municipios y propiedades de los falangistas y de sus simpatizantes; aunque advertía que se tenía que llevar una contabilidad de todo aquello que se requisaba, no debiendo coger nada más que lo necesario para la vida y poder continuar con la lucha. A menudo, se recurría a las cabezas de ganado, que se guardaban vivas en apriscos, aunque esto les pusiera en peligro ya que los animales dejaban un rastro que permitía localizar el campamento. En otras ocasiones, se curaba la carne y la almacenaban.

Mirador


Tanto por uno de los pasadizos de la cocina, como siguiendo el sendero, se llega al Mirador, tras pasar un cartel informativo que advierte de la peligrosidad del terreno. En esta bifurcación, se podría seguir por la izquierda para descender por el barranco hasta el punto de partida, aunque por aquí el firme es más irregular y resbaladizo. En nuestro caso, volvemos sobre nuestros pasos, atravesando de nuevo el campamento y dejándonos perder un rato entre los pasadizos, llegamos de nuevo a la bifurcación, donde continuamos ahora andando por la pista.

Desvío hacia el Mirador


Más adelante encontramos un tercer aparcamiento, donde se puede estacionar para quedar más próximo al campamento. Descendiendo la pista de tierra, llegamos al punto de inicio donde dejamos el coche.

Sendero













INSTALACIONES:

  • CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE DONARQUE: ☎ 978 68 10 72 Abierto los fines de semana y festivos. Otoño-Invierno: De 10 a 14 y de 15 a 18. Primavera-Verano: De 10 a 14 y de 16 a 20
  • FUENTES: En el punto de encuentro del Pajarejo, a 4 km.
  • ÁREAS RECREATIVAS:
    • Fuente Buena: Cerca de Bezas, en dirección Valdecuenca, con bancos, mesas asador y fuente
    • Donarque: Junto al centro de interpretación, con mesas, sillas y fuente.

Masía de Ligros


No hay comentarios:

Gracias por tu comentario!!!