Brasil - Día 7 Río de Janeiro - Playas de Ipanema y Copacabana

Copacabana Beach
Fotografía vía Flickr: João Faissal

Al alojarnos en el hostel (Mellow Yellow Hostel. Rua General Barbosa Lima 51) nos proponen visitas guiadas, que aúnan en un día los destinos turísticos más demandados. A mi me apetece escalar el Pan de Azúcar, pero no hay suerte... ha llovido bastante y aunque parte del trekking de ascensión discurre por sendero, hay parte de la ruta que es una vía equipada por la piedra, que con lluvia es impracticable la escalada.

Otra de las opciones es una noche en las favelas, acompañados de guía local, sin embargo optamos por una ruta en coche para el día siguiente, donde visitaremos el cristo redentor, el sambódromo y la catedral metropolitana. Es una de las mejores opciones si se dispone de poco tiempo.

Jardín Botánico Río de Janeiro
Fotografía vía Flickr: Edmar

El día lo aprovechamos con una primera visita al Jardín Botánico. Llegamos en autobús desde Copacabana, donde está nuestro hostel, y a partir de allí realizaremos el regreso paseando por Ipanema.

Jardín Botánico Río de Janeiro
Fotografía vía Flickr: Mario Howat


El Jardín Botánico (Jardim Botânico. Rua Jardim Botânico 920. 08:00 - 17:00) dispone de diversas rutas marcadas para no perderse nada, así que como mínimo hay que dedicarle una hora si se va a pie. Cuenta con vehículos motorizados para discapacitados o para aquellos que prefieran no dar ni paso!

Orquidario Jardin Botánico Río de Janeiro
Fotografía vía Flickr: Dan and Ana

No hay que perderse ni el cactarium ni el orquideario, una espectacular estufa octogonal que data del año 1980.

Su jardín japonés es encantador, con pequeños puentecillos rojos que pasan sobre el lago.

Jardín Japonés Río de Janeiro
Fotografía vía Flickr: Regina Lavor

En el lago de los pescadores encontramos la región amazónica, con enormes ejemplares de Victoria regia, los nenúfares o lirios de agua más grandes que existen provenientes del pulmón del país.

Entre palmeras gigantes nos acercamos al café La Bicyclette, muy cerca del lago de las tortugas, donde hacemos una parada antes de continuar nuestro recorrido.

Café La Bicyclette Jardín Botánico Río de Janeiro
Fotografía vía Flickr: Jeremy Braketa

Después de nuestra visita al jardín botánico, iniciamos nuestro regreso a pie junto a la Laguna de Rodrigo de Freitas (Lagoa Rodrigo de Freitas). La laguna está rodeada por un carril bici y por el llegamos hasta Ipanema.

Laguna de Rodrigo de Freitas
Fotografía vía Flickr: Sergio Wisner


Para acceder a la playa, pasamos por la Rua Vinícius de Moraes, el compositor que junto a Tom Jobim, escribió la famosa canción Garota de Ipanema (Rua Vinicius Moraes, 49. Ipanema. Horario: 10:30 - 2:30), en el local del mismo nombre que se encuentra en esta calle, haciéndo esquina con la calle Rua Prudente de Morais. 

Playa de Ipanema
Fotografía vía Flickr: Sam


Tan solo una manzana más adelante se encuentra la famosa playa de Ipanema. Las playas en Río están seccionadas por postos o puestos de socorro numerados. Llegamos al posto 9 o Cementério dos Elefantes, nombre atribuido por el tipo de gente que solía frecuentarla. Mirando hacía el mar, y a nuestra derecha, quedan las playas de Leblon, con su mirador al fondo: el Mirante do Leblon.


Seguimos nuestra ruta recorriendo la playa por el paseo hacia el posto 8, frecuentado por los amantes del surf ya que se encuentra cerca de la punta de Arpoador. Vale la pena detenerse en el parque que se encuentra aquí, que como no podía ser de otra manera, se le conoce como Parque Garota de Ipanema, donde grafiteros, skaters y surfistas se dan cita.

Parque Garota de Ipanema
Fotografía vía Flickr: Pepe Peru


Del Forte do Copacabana poco queda: tan sólo unas ruinas y uno de sus cañones, aúnque las vistas sobre la bahía de Guanabara son geniales. La punta divide las playas de Ipanema y Copacabana, por la que seguimos pasaeando no sin antes detenernos en un local que queda justo detrás del fuerte, donde nos refrescamos con un nutritivo zumo de açaí. Esta fruta es una baya pequeña de color morado que procede del Amazonas y es un alimento rico en vitamina C y fibra típico de las tribus tupíes. Se parece en aspecto a los arándanos, pero su sabor es más ácido.

Fuerte de Copacabana
Fotografía vía Flickr: Bella Rodrigues


Y entre tragos de zumo de açaí comenzamos a recorrer la playa de Copacabana, abarrotada de hoteles, turistas y chiringuitos playeros en la arena, junto a un paseo super característico, por su suelo hecho de trencadís, con olas negras y blancas.

Playa de Copacabana
Fotografía vía Flickr: Paula Fê

De Copacabana se dice que es la mejor playa de río, aunque para mi, Ipanema no tiene nada que envidiarle. Aquí la gente también suele dividirse en distintos grupos por los diferentes postos. En el posto 6, junto a la punta se encuentran al amanecer los pescadores; mientras que en el posto 4 hay muchos jugadores de futevôlei, un voleibol especial que se juega en Río también con los pies.

Hotel Copacabana Palace
Fotografía vía Flickr: willsmith11



Nuestro paseo por Copacabana acaba justo en el posto 3, presidido por la bandera arcoiris, emblema gay por excelencia. Esta zona está justo enfrente del hotel Copacabana Palace, y al igual que el resto de esta playa, nos recomiendan recorrerla durante el día, cuando hay mayor bullicio y presencia policial.

Aún así, la sensación de peligrosidad después de haber recorrido las playas de Río es más bien nula.




No hay comentarios:

Gracias por tu comentario!!!