Turquía - Día 8: Capadocia - Konya - Pamukkale

Rumbo al Egeo
Amanecer en Capadocia

Un vistazo al último amanecer sobre la Capadocia, precioso aun desde el autobús y seguimos nuestra ruta. Hoy toca autopista y muchos kilómetros atravesando grandes extensiones de tierra, sobretodo campos de trigo y de vez en cuando algunos frenazos, para evitar los pavos que la cruzan, cerca de las pequeñas poblaciones que vamos encontrando, ninguna de ellas de más de 2000 habitantes.

Después de una parada técnica a mitad de camino en una de las gasolineras de carretera, nos adentramos en Konya. Esta gran ciudad conservadora de mas de 700000 habitantes significa bajar, aunque a través de los años ha sido nombrada de distintas formas: Kuwanna los hititas, Kowania los frigios y Iconium los romanos. Fue capital del sultanado selyúcida de Rum y actualmente tiene 4 polígonos industriales, una base militar americana y fábricas de azúcar a las afueras, por la remolacha que cultiva. La parte norte, muy montañosa. La parte sur, Antioquía, la montaña de la sultana que separa la zona central del este.

Museo Mevlana - Konya

Pero lo más importante de Konya y motivo de visita de más de millón y medio de peregrinos al año es el Museo de Mevlana (Mevlâna Müsezı. Entrada: 2 TL. Horarios: 9:00 – 17:00), el monasterio del mundo místico de los derviches giróvagos, que más que a una mezquita se parece a un museo de caligrafía. 


Para entrar a la sala de la Tilavet, la sala de caligrafia donde recitan el Corán, no se exige descalzarse ya que en la actualidad no funciona como mezquita pero si que es preciso cubrirse los pies con unas calzas de plástico que hay en la entrada. Tampoco se exige que las mujeres lleven pañuelo sobre cabeza y hombros, pero en señal de respeto por los fieles que se congregan allí es recomendable.

Museo Mevlana

Sobre la puerta hay una placa en la que pone que “los que entran incompletos, saldrán perfectos” ya dentro, hay cenotafios, tumbas vacías, ya que la gente está enterrada en la parte inferior, en la cripta, y pertenecen a distintas categorías de la orden, muchos tapados con manto verde. La excepción es la tumba enorme del jefe de los derviches, que tiene variedad de colorido en la cúpula, dominando el color berenjena. Y junto a él, está la tumba del sultán Veled, su hijo.

La parte de la cúpula por fuera, parece como un gran obelisco de color verde. Sobre los cenotafios hay turbantes verdes, para los familiares de Mevlâna, y blancos para el resto de líderes y cuantas más vueltas de tela tienen, más importantes eran en la orden.

Esta tumba es de la época de los selyúcides, los abuelos de los otomanos, entre los siglos XII y XIII. Un siglo más tarde se agregaría al complejo tanto la mezquita como la semahane (lugar donde celebraban las ceremonias los derviches), por los sultanes otomanos. Los techos son cónicos, como el minarete, acanalado y revestido con baldosas del s. XIII y XIV.

Rosa, símbolo de Alá

Llama la atención un cuadro grande con una rosa, que es el nombre encriptado de Alá. También hay una reliquia, que es el pelo de la barba de Mahoma, protegido dentro de una cajita y sobre ella una urna de cristal. Por el agujerito que han dejado en la urna a este propósito, se arrima la nariz y se puede inhalar el aroma a rosas que desprende el pelo. De hecho, el jardín exterior, está repleto de rosales en flor.

Afuera y alrededor del patio, están las habitaciones de los derviches, donde se pueden ver ahora objetos expuestos de aquella época, como sus vestimentas y algunos libros. 

LA HISTORIETA: MEVLÂNA

Mevlâna

Celaleddin Rumi, conocido posteriormente como Mevlâna o nuestro guía, fue un filosofo afgano y escritor de numerosos textos religiosos, entre ellos, de la llamada divina comedia del mundo islámico. Nacido en 1207 hijo del predicador Bahaeddin Veled, el sultán de los eruditos, escapó junto su familia de joven de su país natal, huyendo de la invasión mongola. Estudió en Alepo y Damasco, pero fue muy influenciado por uno de los discípulos de su padre: Semsi Tebrizi. Los discípulos del propio Rumi, por desconfianza y celos hacia Semsi, le dieron muerte, y Rumi, desolado por la pérdida se retiró para meditar y escribir. Una de las máximas de Rumi, que expresa siempre en sus obras es la tolerancia.



Rumi muere la noche de bodas con Alá, el día 17 de diciembre de 1273, y su hijo, el sultán Veled, reune a sus seguidores para formar la Hermandad Mevleví. La fundación de logias fue aumentando, hasta que Atatürk las veta en 1925. Por suerte, algunas de ellas pueden recuperarse posteriormente como asociaciones culturales y hoy en día podemos asistir a las semas que aún practican.


Para comer, en el Restaurante Kirazlibache nos sirven unas mezzes que aun no habíamos probado. No se si es una especie de fruto o verdura, que cortado a finas lonchas se aliña con una mezcla de aceite y pimiento rojo picado muy fino. Está de muerte!, pero no logro averiguar de que se trata.

Restaurante Kirazlibache Comida típica turca

Pasamos junto al Lago amargo (Acıgöl Gölü), y sus fabricas químicas en los alrededores, que aprovechan las propiedades de sus aguas, ricas en sulfato sódico, para hacer jabón.

Akdeniz Dinlen

Antes de llegar a nuestro destino paramos en una estación de servicio llamada Akdeniz Dinlen, donde como el mejor yogur artesano que he probado en la vida, tan denso, que el camarero pone el plato del revés como muestra y no cae ni una gota. Lo sirven con mucha miel y unas pequeñas semillas servidas con una cuchara hecha con una cápsula de amapola.

Semillas de amapola

El oeste de Anatolia es una zona donde se cultiva mucha hortaliza. El paisaje ha cambiado completamente y se nota que vamos aproximándonos poco a poco al Mar Egeo.

Pamukkale

Cuando llegamos por fín a Pamukkale es casi de noche, y vemos como sus famosas terrazas blancas que quedan justo al lado de la carretera, parece una pista de sky. Así que decidimos reservar para el día siguiente la visita a Hierápolis. y nos conformamos con un baño caliente en las termas del Hotel Tripolis ((258) 272 3333 Kale Mahallesi Adnan Kahveci Bulvarý 96. Pamukkale. Denizli), para aprovechar la calidad de sus aguas.


RUTA EN COCHE:
  • RECORRIDO: Lineal
  • DISTANCIA: 726 Km











No hay comentarios:

Gracias por tu comentario!!!