Turquía - Día 2. Estambul: Haliç, el Cuerno de Oro. Paseo por Gálata, Yerebatan y Kumpkapi.

Conociendo Estambul

Pierre Loti Cafe

Desayunamos en el mismo hotel, con un estupendo buffet libre, aunque yo por ser el primer día no me atrevo a probar el típico kahvaltı o desayuno turco., que normalmente se compone de aceitunas negras, pepino, tomate, huevo duro, queso blanco y té.

Mezquita Eyüp

Nuestro primer destino es la Mezquita del Sultán de Eyüp (Sultan Camii y Türbe. Camii Kebir Sokak, Eyüp). Fue el lugar donde coronaban a los príncipes otomanos, y actualmente es donde acuden los chicos en el día de su circuncisión. Junto a la mezquita, en el mismo recinto, está la tumba de Eyüp Ensari, el abanderado de Mahoma, que cae en combate allí durante el asedio árabe a Constantinopla entre 674 y 678.

Parada del ferry en Eyüp

También es posible llegar a esta mezquita como lo hizo mi amigo Kike: en ferry público desde Eminönü, y bajando en la última parada del trayecto. Solo siguiendo la avenida comercial de İskele Cad, se llega hasta la mezquita. Los ferries salen cada hora desde las 8 hasta las 20 horas y en Ido podemos encontrar detallados los precios de los trayectos y los horarios.
Cementerio Eyüp

Alrededor está el Cementerio del Sultán Eyüp (Eyüp Sultan Mezarliği), donde las tumbas están dispuestas en terrazas, y siguiendo por el camino empedrado que rodea al complejo, se llega a la estación de funicular, que sube hasta arriba de la colina. Siguiendo por el camino, también se llega hasta lo alto, donde está el café donde el novelista Pierre Loti escribía inspirado por las espectaculares vistas sobre el cuerno de oro (Pierre Loti Café. ☎ (212) 581 26 96 Gümuşsuyu Balmuncu sk 1. Eyüp). Nosotros descansamos allí, y tomamos nuestro primer té turco en la terraza, hecho en el interior del pequeño edificio, en su cocina tradicional, sobre las brasas y con cazos de cobre típicos. Vale la pena entrar, para ver como preparan tanto el té como el café.

Pierre Loti Cafe

A continuación visitamos la Iglesia de San Salvador en Cora (Kariye Müzesi. Entrada 15 TL ☎ (212) 631 92 41 Kariye Camii sk, Edirnekapı). Se trata de una iglesia bizantina del s. XI, que posteriormente se reconvirtió a mezquita y conserva preciosos mosaicos de aquella época, que aunque fueron tapados durante la época iconoclasta, posteriormente se han podido recuperar.

Salvador en Chora

La mayoría de los mosaicos representan las vidas de Jesús y María. En el esonartex, Teodoro Metoquites, de la corte del emperador Andrónico II (1282-1328), que llama la atención por su enorme turbante, ofrece una representación de la iglesia a Cristo, sentado como si fuera un emperador. El nártex interior se encuentra cerrado al público, así que no nos es posible visitarlo. En la nave hay más mosaicos de Cristo y la Virgen. Son todos preciosos, y no sabría decir si me gustaron más estos o los que vi en Santa Sofía. (Consultar horarios o comprar tickets online

Trukish Pizza

Paramos a comer en el restaurante Le Caique Cibali, en Abdülezelpaşa cd., con estupendas vistas al cuerno de oro y muy cerca del puente de Atatürk. Es la primera vez que probaré las famosas Pides, que son sus pizzas, pero cortadas rectangularmente, y con los extremos doblados hacia el interior, que le dan una forma, que a mi me parecen los barcos de la Albufera.. Normalmente las que sirven son peynir (de queso) o karaşık (de carne picada)., ya cortadas en trozos.

Torre Galata

Después de comer, cruzamos el Puente de Atatürk, lleno en la parte peatonal a ambos lados de pescadores, que prueban suerte con sus cañas, desde arriba del todo. Nos adentramos en la zona de Beyoğlu, en dirección a Gálata, la parte europea de la ciudad, con edificios más altos y modernos.

Vendedor Ambulante de Çay en Galata

Vamos recorriendo sus callejuelas, y como se pierde la visión de la torre, preguntamos un par de veces, y los turcos amablemente nos van indicando hasta dar con la Torre Gálata (Galata Kulesi. Entrada 10 TRY. Galata Meydanı. Galata). En la misma plazoleta, madres con sus niños pasean y además hay carritos con simits, esos sabrosos rollitos de pan recubiertos de sésamo que ofrecen los vendedores ambulantes. No subimos a la torre, porque la cola que hay de gente esperando es tremenda y además ya hemos tenido vista panorámica desde el café de Pierre Loti por la mañana. 

Eczane - Farmacia en el barrio Galata de Estambul

Volvemos hacia el centro de la ciudad, esta vez por el Puente Gálata y aunque hay un tranvía que conecta este barrio con Eminönü y Sultanahmet, preferimos seguir andando para poder pararnos en esos pequeños detalles que nos van llamando la atención. 

Cruzamos Resadiye cad., por un paso inferior, repleto de tiendas, y seguimos callejeando por Eminönü, pasando frente a los baños turcos de Cagaloglu (Cağaloğlu Hamamı ☎ (212) 522 24 24 Yerebatan cad 34. Sultanahmet) Cotilleamos un poco su camekan o entrada principal, pero no nos es posible ver los baños si no somos clientes. Construido en 1741, es uno de los hammams históricos más bonitos de Estambul, portada de revistas y reportajes fotográficos y clasificado por “The Guardian” como uno de los 5 mejores baños del mundo.

Cisterna Yerebatan. Sultanahmet. Estambul.

Seguimos por la misma calle hasta llegar a la Cisterna Yerebatan (Yerebatan Sarnıcı. Entrada 10 TL. ☎ (212) 522 12 59 Yerebatan cad. 13. Sultanahmet). También conocida como la cisterna basílica y cisterna sumergida, porque fue construida por Justiniano en el año 542 d. C bajo la basílica Stoa para abastecer de agua al palacio de Topkapi.

Vale la pena el precio de la entrada, para poder pasear por las pasarelas de madera instaladas sobre el agua y ver todo el recinto de casi 10000 m2, y con 336 columnas diferentes entre si. En una de ellas, hay un orificio donde tenemos que poner el dedo, y con la palma de la mano extendida, hacer un giro de 360º, que dice la leyenda que si lo consigues se te curan todos los males.

En la parte opuesta, se puede bajar hasta el suelo en una zona sin agua, para poder ver de cerca, la base de dos columnas especiales. En ellas, dos grandes bloques de piedra con la cabeza de Medusa, son el pie de columna, pero una de ellas invertida y la otra ladeada. Unas leyendas dicen que son simplemente objetos que usaron para la construcción, ya que todas las columnas fueron tomadas de diversos sitios, pero otras dicen que era una forma de asegurar que Medusa se encontrara de este modo sumergida en el lugar más lejano, para que no pudiera lastimar a nadie con su mirada petrificante.

Base columna con cabeza de Medusa. Yerebatan.


LA HISTORIETA: MEDUSA Y PERSEO

En la mitología griega, Medusa era una de las tres hermanas Gorgonas del inframundo, una bestia con cuerpo de mujer, cola y cabellos con serpientes y que convertía en piedra a aquel que la mirara a los ojos. Pero no siempre fue así... de joven fue una chica bellísima de ojos y cabello largo negro. 

Poseidón, el dios de los mares, seducido por su belleza, la violó en el templo de Atenea, y la diosa enfurecida la maldijo convirtiendo su sedoso cabello en una maraña de serpientes. Aquella tierna mirada, paso a ser mortal, convirtiendo en piedra a aquel a quien mirara. 


Fue Perseo, quien consiguió derrotarla, cortando su cabeza para entregársela a Atenea y así consiguió su escudo protector, la Égida, símbolo de invulnerabilidad.

La cabeza de Medusa ha sido usada en la antigüedad multitud de veces como protección contra el mal, e incluso hoy en día se sigue usando, como el logotipo de la marca Versace.

Medusa


Seguimos nuestra ruta, y nos topamos con el Milion, un mojón de piedra marcador de las distancias en la antigua Bizancio. Hoy en día están grabadas junto a el en el suelo, las distancias en Km a las capitales europeas. 


Giramos hacia la derecha por Divan Yolu cad., la avenida que recorre el tranvía, y paramos a reponer fuerzas en una de las pastelerías de Hafiz Mustafa (☎ (212) 514 90 68 Divanyolu cad. 14. Sultanahmet) Con tradición en la repostería típica turca desde 1864, tiene tienda con sus delicatessen y zona donde degustar sus dulces y tomar un café. Aquí lo difícil resulta decidirse por uno solo de sus pasteles!!. Las delicias turcas, llamadas lokum en turco y más conocidas como “Turquish Delights” están presentes hasta en las canciones de Madonna. Pero además en Hafiz Mustafa tienen pudin, caramelos, halva, baklava y tartas. Yo al final elijo un pequeño pastelito con pistachos que parece un nido y Mª Victoria se da un festín de baklava. El pobre Adolfo se contenta con un café turco, porque piensa que va a sufrir sobredosis de glucosa.

Escaparate de Hafiz Mustafa con Baklavas

Con la sangre repleta de hidratos, reemprendemos nuestra marcha ascendiendo por la misma calle hasta llegar a la Plaza de Çemberlitaş. La Çemberlitaş es una enorme columna, también conocida como la torre quemada y fue erigida por Constantino El Grande en el año 330 d. C. para conmemorar el nombramiento de Constantinopla como capital del imperio romano en Oriente.

Un poco más adelante está la Atik Ali Paşa Camii, a mano derecha y con entrada gratuita, siempre y cuando no esté en horario de culto y se cumplan las normas de vestimenta.

Casi con el mismo nombre y unos metros más adelante, en la misma calle y haciendo esquina, está uno de los narguiles mas animados de Estambul. La antigua escuela Çorlulu Ali Paşa Medresesi, se ha reconvertido en el Erenler Nargile Salunu. Atravesamos un pequeño cementerio, y dentro, una niebla con aroma a manzana impregna todo el local, repleto de gente que conversa frente a su çay y su pipa de agua.

Ya a la altura del Gran Bazar, torcemos hacia la izquierda por la Gedikpaşa cad., descendiendo hacia el barrio de Kumpkapi. Atravesamos Kennedy cad. para acercarnos al Mar de Mármara, y descubrimos un mercado de pescado, que aunque ya es de noche continua abierto. Sorprende lo bien dispuesto que tienen el género y lo limpias que están las paradas. Sus vendedores nos invitan a elegir pescado, para que nos lo cocinen allí directamente, en los locales que están tras sus tiendas.

Pescadería en Kumpkapi

Pero nosotros tenemos que rehusar a desgana porque hemos quedado con el resto del grupo para cenar en el Barrio de Kumpkapi. Este barrio costero con estrechas callejuelas y adornado con farolillos, esta repleto de restaurantes donde sirven pescado fresco y marisco. En la calle, los ganchos intentan convencernos de que cenemos en su local, entablando conversación con nosotros y preguntando sobre nuestra procedencia.

Caracoles. Pescadería Kumpkapi

La cena, como siempre empieza con una ensalada individual y mezes (distintos platos compartidos para picotear), y antes del pescado que sirven entero y acompañado de bulgur, nos ponen en el plato un börek mientras el camarero nos dice “Pardon cigarrette” a cada uno de los comensales, cosa que nos hace mucha gracia y vamos recordando todo el viaje. Aunque hay varios tipos de esta empanada, la que nos sirven normalmente es el sigara böreği, que tiene una forma de cilindro y está hecho con queso blanco tipo feta y perejil, rodeado de pasta filo super crujiente.


PASEO A PIE:
  • RECORRIDO: Lineal
  • DURACIÓN: 5 horas (con paradas y visitas)
  • DISTANCIA: 7,3 km
  • DESNIVEL: 120 m

No hay comentarios:

Gracias por tu comentario!!!